La EPSA, Comunidad de aprendizaje fortalecida por los vínculos 


Es un tiempo para poner de relieve en qué sentidos esta pandemia nos interpela ante una situación para la que no hemos sido formados y sin embargo debemos llevar adelante, y cómo superamos los temores frente a una modalidad desconocida.

La pandemia desatada nos coloca en un escenario devastador, que se desdobla en infinitos planos, en los que en cada uno de ellos multiplica los problemas a enfrentar en diversos aspectos de la vida individual y social.

Esta epidemia de gran magnitud, implica una perturbación psicosocial que en muchos lugares excede la capacidad de manejo de la población afectada ya que toda la población sufre tensiones y angustias en mayor o menor medida, son reacciones "normales" o esperables ante una situación anormal que sobrepasa la capacidad emocional de respuesta de las personas. Son la respuesta comprensible y transitoria ante las experiencias traumáticas que se viven, Ante la prolongación en el tiempo y la afectación significativa del funcionamiento social y cotidiano.

Los emergentes de sufrimiento en lo social, se manifiestan como tristeza, miedo generalizado, ansiedad expresados corporalmente, el incremento de las conductas violentas, así como el consumo excesivo de alcohol.

Vivir en pandemia, implica la ruptura de un proyecto de vida, con una dimensión no solo familiar, sino también social, económica y política. También, se transita por la pesadumbre, la aflicción y la desesperación ante la pérdida de familiares y amigos, que en ocasiones coexisten con pérdidas de tipo material junto a otras perdidas más sutiles y a veces intangibles, como la pérdida de la fe en Dios, pérdida del sentido de la vida, etc.

¿Como sostener proyectos de enseñajes con ASPO?

La educación que ofrecemos en la institución intenta ir más allá de la instrucción para el ejercicio de la profesión sino de brindarles una formación general, acompañada de un saber hacer profesional pero sobre todo lograr formar sujetos más libres, ampliando su capacidad de elección, creativos, participativos y comprometidos socialmente en el conocimiento y respeto por los derechos humanos, la aceptación de la diferencia y la diversidad como un aporte para el encuentro con lo diferente, para crear una sociedad más equitativa y con mejores oportunidades para todos y todas.

Sabemos que todo conocimiento conlleva siempre asumir riesgos, el riesgo que implica confrontar valores, juicios, perturbaciones y ruidos de la influencia distorsionadora de los afectos, las matrices que imprime la propia cultura, al conformismo, el error y el temor que genera lo desconocido. Es poder soportar la herida narcisista de darse cuenta que somos inacabados, que el conocimiento humano es frágil y está expuesto a errores de percepción a la influencia de nuestras ideas, etc.

La primera e ineludible tarea de la educación es enseñar un conocimiento capaz de criticar el propio conocimiento. Aprender a aprender desde cada aquí y ahora.

"El primer objetivo de la educación del futuro será dotar a los alumnos de la capacidad para detectar y subsanar los errores e ilusiones del conocimiento y, al mismo tiempo, enseñarles a convivir con sus ideas, sin ser destruidos por ellas." (E. Morín, 2000)

Ponerse en relación con otro implica no sólo preguntarse quién es éste; también por qué lo veo así y por qué reacciono así ante él. ¿Qué dice nuestra mirada? Qué dice del mundo y de nuestra manera de ver el mundo.

Preguntarnos por la mirada, la propia, es también preguntarnos por lo que no vemos, lo que dejamos fuera, ese vínculo entre lo visible y lo invisible, entre lo dicho y lo silenciado, entre texto y contexto. Preguntarnos por la mirada, la propia, también interroga las visiones únicas, cuestiona aquello que se presenta como obvio, lo más evidente, lo que damos por hecho. Para poder abordar esto, Pichón nos deja el legado de poner la mirada en la posibilidad de análisis de los fenómenos cotidianos más allá de las apariencias; intentando descubrir sus contradicciones y por tanto la naturaleza estructural de su esencia poder ir construyendo junto a otres, la capacidad de problematizar la realidad.

Trabajar en grupo, implica involucrarse en lo complejo allí donde, "...múltiples inscripciones están presentes en cada uno de los acontecimientos grupales; variarán sí sus combinatorias en cada momento grupal como también su nivel de relevancia en tal momento; pensar la cuestión de esta manera implica, obviamente, aceptar que en un grupo se están generando muchísimas más producciones que aquellas que pueden leerse o enunciarse". (Ana María Fernández, 1989).

El grupo es siempre un campo de fuerzas antagónicas, ya que siempre se mantiene la tensión entre las fuerzas que tienden a mantener la fusión y aquellas que tienden hacia la desintegración del mismo, es un sistema de interdependencia tanto entre sus integrantes, como hacia la realidad externa que lo atraviesa y en el que está inmerso. Esto constituye un campo de fuerzas específico que le otorga su particular dinámica.

Desde la perspectiva del trabajo en formación de Operadores en Psicología Social, el trabajo colectivo se torna clave para fortalecer las pedagogías institucionales a través de los encuentros sincrónicos.

Para lograrlo, se utilizaron plataformas como Zoom y JitsiMeet que fueron las más utilizadas. En tanto que para el aula virtual se trabaja por la plataforma Edmodo.

Habiendo puesto especial énfasis en trabajar desde la escritura colaborativa en todos los trayectos formativos. Escribir en colaboración implica depender de un otro/a que completa no solo una idea, sino que interpreta, interpela y reelabora. Este tipo de escritura, traspasa la individualidad y abre la singularidad que nos conduce necesariamente al otro.

Los grupos colaborativos se organizaron automáticamente desde las plataformas seleccionadas previamente; con el acompañamiento del docente coordinador quien realiza un registro de las interacciones de las estudiantes.

Los roles que van asumiendo, roles suplementarios o complementarios, la capacidad de organización, la rotación en las responsabilidades, la forma en que van resolviendo los obstáculos, que tipo de negociaciones llevan a cabo y grado de responsabilidad asumida frente a los acuerdos estipulados, como así también, capacidad para dinamizar y favorecer la dinámica y fluidez.

El acompañamiento docente incluyó videoconferencias y un espacio de WhatsApp para cada grupo, disponiéndose de otros días y horarios asignados para tutorías que despejan dudas, ayudan a organizar y facilitar con otra bibliografía de contenidos pertinentes.

 

Reuniones de equipo epsiano

En el 2020, nuestras reuniones de equipo para coordinación de planificaciones según los ciclos, sirvieron también para acompañarnos como docentes en la adquisición de saberes sobre las herramientas tecnológicas, la búsqueda e intercambio de bibliografía digitalizada, la propuesta de diferentes dinámicas adaptadas a las necesidades de cada grupo y sobre todo la necesidad de apoyo afectivo ante las diversas pérdidas de seres queridos, de empleos, de familiares y amigues que no podemos ver, en fin todo lo que hace a los aspectos de contención afectiva para poder sostenernos ante la virulencia de la pandemia.

© 2018 Escuela de Psicología Social de Azul - 
Creado con Webnode
¡Crea tu página web gratis!